NIIF 4 Contratos de Seguro

NIIF 4

Contratos de Seguro

La Norma

La NIIF 4 especifica la contabilidad de los contratos de seguro emitidos por cualquier entidad. También especifica la contabilidad de los contratos de reaseguro emitidos o mantenidos por una entidad.

La norma se aplica a estos contratos, no importa si la entidad está regulada como una aseguradora y si el contrato se considera un contrato de seguro a efectos legales.

Especifica la información financiera sobre contratos de seguro emitidos por cualquier entidad

Un contrato de seguro es un contrato en el que una de las partes (la aseguradora) acepta un riesgo de seguro significativo de la otra parte (el tenedor de la póliza), acordando compensar al tenedor si un suceso futuro incierto especificado (el suceso asegurado) afecta de forma adversa al tenedor del seguro. El riesgo de seguro no incluye el riesgo financiero (por ejemplo el riesgo de cambios en los precios de mercado o las tasas de interés).

La NIIF 4 se ha emitido como una medida a corto plazo para rellenar una laguna en las NIIF. En ausencia de la NIIF 4, se requeriría a las entidades contabilizar los contratos de seguro siguiendo precedentes en otras normas, y las definiciones, criterios de reconocimiento y conceptos de medición para activos, pasivos, ingresos y gastos del Marco Conceptual para la Preparación y Presentación de Estados Financieros. Para la mayoría de las entidades, la aplicación de esos precedentes y el Marco Conceptual habrían dado lugar a cambios sustanciales en la contabilidad.

En muchos sentidos, la NIIF 4 permite a una entidad continuar la contabilización de los contratos de seguro según sus políticas contables anteriores. Sin embargo, la norma lleva a cabo algunas mejoras limitadas para contabilizar los contratos de seguro:

• Las provisiones de catástrofes y de estabilización no están permitidas. No son pasivos.

• La adecuación de los pasivos por contratos de seguro debe comprobarse al final del periodo sobre el que se informa. La comprobación de la adecuación del pasivo se basa en la estimación actual de los flujos de efectivo corrientes. Cualquier deficiencia se reconoce en el resultado del periodo. Además, se comprueban los activos de reaseguro por deterioro de valor.

• Los pasivos por contratos de seguro se presentan sin compensarlos contra los activos de reaseguro relacionados.

• Los componentes de participación discrecional (como se encuentran en contratos de participación y con ganancias) deben presentarse como pasivos o como patrimonio (o divididos en los componentes de pasivo y patrimonio). Podrían no presentarse por separado de los pasivos y patrimonio.

Algunos contratos de seguro contienen un componente de seguro y un componente de depósito. En algunos casos la entidad debe “disociar” los componentes y contabilizarlos por separado. Este requerimiento es particularmente importante para el reaseguro financiero.

La NIIF restringe los cambios de políticas contables. Los cambios en la contabilidad de contratos de seguro deben dar lugar a información que sea más relevante y no menos fiable o más fiable y no menos relevante.

El IASB planea una revisión significativa de la contabilidad de los contratos de seguro en la fase II de su proyecto sobre contratos de seguro. Entretanto, una entidad no debe introducir (pero puede continuar con) las siguientes prácticas:

• Medir los pasivos por contratos de seguro sin proceder a descontar los importes.

• Medir los derechos contractuales a comisiones de gestión de inversiones futuras por un importe que supere el valor razonable (deducido a partir de las comisiones actuales cargadas en el mercado).

• Utilizar políticas contables no uniformes para los pasivos por contratos de seguro de subsidiarias.

• Medir los pasivos por contratos de seguro con prudencia excesiva.

• Excepto en casos inusuales, utilizar una tasa de descuento que refleje los rendimientos sobre activos mantenidos en lugar de las características de pasivos por contratos de seguro.

Implicaciones para los negocios

La NIIF 4 se aplica a los contratos de seguro emitidos por cualquier entidad, incluyendo las entidades que no están reguladas como aseguradoras.

Algunos contratos que tienen la forma legal de contratos de seguro, o se describen para otros propósitos como contratos de seguro, pueden no ser contratos de seguro tal como se definen en la NIIF 4.

Si estos contratos crean activos financieros y pasivos financieros (depósitos) se aplica la NIC 39 Instrumentos Financieros: Reconocimiento y Medición.

Los activos financieros se miden de acuerdo con la NIC 39, a menudo a valor razonable.

Para evitar un desajuste contable, se permite que una entidad cambie sus políticas contables sobre pasivos por contratos de seguro, de forma que los activos y pasivos reflejen los cambios en las condiciones de mercado (en particular tasas de interés).

La alta dirección debería considerar la mejor forma de satisfacer los principios de información a revelar de alto nivel de la NIIF 4. Implementar estos principios puede requerir una revisión de los sistemas y una recogida de datos adicional.